Desde la generalización en la aplicación del sistema APPCC es imprescindible implantar un programa adecuado de higienización, siendo este considerado un prerequisito del sistema. El propósito de los procedimientos de limpieza y desinfección es la destrucción de los microorganismos patógenos y una reducción de los alterantes en las superficies y en el medio que las rodea.

El estado higiénico de las superficies de contacto con el alimento es de vital importancia. Ayuda a reducir el nivel de contaminación en los productos finales contribuyendo a un menor retorno de lotes, y garantizando la calidad de los productos y la seguridad del consumidor.

No obstante, aplicar un procedimiento de higienización no es suficiente, también es necesario evaluarlo. Por ello, para la industria alimentaria, cada vez es más importante disponer de sistemas rápidos y fiables para detectar la contaminación microbiana o incluso la presencia/ausencia de patógenos. El control micro biológico en varios puntos del proceso de producción resulta un factor clave y esencial para el control de la calidad.

Una solución innovadora son los nuevos sensores de superficie, una moderna aplicación que ayudará a evitar los problemas de estandarización en la toma de muestras. Los sensores de control higiénico ofrecen una solución rápida, simple, económica y fiable para monitorizar la contaminación biológica de las superficies. Son una herramienta de gran ayuda a la hora de garantizar y documentar la seguridad y calidad de los productos, ayudándolo a proteger sus clientes, su marca y su reputación. Los sensores de control higiénico son una alternativa sencilla y eficaz frente a los métodos tradicionales.

DETECCIÓN Y ANÁLISIS EFECTIVO DE BIOFILMS

Permite analizar biofilms formados en las instalaciones, detectando el tipo de microorganismo existente y facilitando así la solución para su eliminación.

RESULTADOS SOBRE EL NIVEL DE CONTAMINACIÓN REAL

A diferencia del resto de métodos de análisis de superficies, basados en la toma de muestras con resultados estimativos, la adhesión del sensor a la superficie permite realizar un análisis idéntico al de la propia superficie. No se trata por tanto de una estimación, sino de una medida real.
Los sensores están colocados ininterrumpidamente sobre una superficie que se va a ensuciar, va a recibir la misma contaminación y se va a limpiar y desinfectar de la misma manera que el resto de la planta de producción.

PARA SUPERFICIES DE PROCESADO

Diseñado para ser utilizado en superficies de procesado de alimentos y bebidas, así como establecimientos de catering, cocinas, hospitales, laboratorios y todo tipo de instalaciones que requieran de un control microbiológico periódico.