En el diseño de locales, debe considerarse como uno de los objetivos prioritarios que la limpieza y la desinfección sea fácilmente realizables.

Debe elaborarse un programa de limpieza y desinfección de locales en el que se tendrán en cuenta los siguientes puntos:

  • Las distintas áreas de que cuenta la zona, como pueden ser vestuarios, SAS, salas de trabajo… detallando, dentro de ellas, las diferentes partes que las constituyen como suelos, techos, paredes, puertas, ventanas, mobiliario y el orden en que debe realizarse la limpieza.
  • En general, la limpieza debe iniciarse en aquellas zonas que requieran los niveles más críticos de limpieza y continuar por aquellas zonas donde los requerimientos sean inferiores.
  • El momento en que deberá llevarse a cabo será antes de entrar, durante la elaboración, acabada la jornada, acabada la especialidad, para períodos de paro más largos de lo habitual.
  • Lo realizará personal de sala o personal externo.
  • La elaboración de forma clara y detallada de una metódica a seguir para llevar a cabo estas operaciones por sencillas que parezcan, indicando:
    • Evacuación de los residuos resultantes durante la elaboración ya sean generales o medicamentosos, indicando en qué momento, por dónde, cómo.
    • Acceso de los utillajes y productos a utilizar.
    • La preparaci6n de los productos de limpieza en los que deberá especificarse quién lo prepara, cuándo, dónde, en qué recipiente, a qué concentración, con qué tipo de agua ya qué temperatura.
  • Cómo deberá realizarse, para lo que habrá que detallar:
    • Las partes a tratar y el orden (empezar por las paredes y seguir por los elementos horizontales: mobiliario, suelo.
    • El utillaje a utilizar: aspiradores, mocho, trapos.
    • La forma de realizarlo: empapando, por el sistema de dos cubos, recogiendo el líquido residual desechando el utillaje utilizado.
    • Evacuación de los productos y utillaje utilizados o sobrantes.

La desinfección y almacenamiento son responsabilidad de la supervisión del utillaje en función de las características propias de los productos químicos a utilizar, como es indicando el tipo de desinfectante, la concentración a utilizar, el tiempo de tratamiento, etc. En cuanto a los productos, las soluciones sólo se guardarán en recipientes previamente limpios y por períodos de tiempo lo más cortos posibles. Especial atención a la identificación de dichos contenedores.

Los distintos tipos de productos utilizados para desinfección, productos que previamente habrán sido sometidos a estudio microbiológico, y que para su aplicación se habrá tenido en cuenta evitar el desarrollo de cepas resistentes……..

Si desea continuar leyendo el artículo, puede solicitar la suscripción a la revista en esta dirección:  http://desinfecta.es/suscripccion/