En los consumidores potenciales. La higiene en la industria alimentaria, en general, y en la cárnica en particular, abarca numerosos aspectos como higiene de los manipuladores, diseño higiénico de los equipos e instalaciones, higiene durante el proceso, etc.

La limpieza y desinfección de los equipos e instalaciones también forma parte de la higiene, teniendo un papel fundamental. El diseño y puesta en marcha de protocolos de limpieza y desinfección adecuados a los procesos, equipos e instalaciones, permite alargar la vida útil del producto final, al disminuir la contaminación por microorganismos alterantes como Pseudomonas, y minimiza el riesgo de presencia de patógenos como Listeria monocytogenes, Salmonella spp, E.coli, en el producto final.

 

Para que las prácticas de limpieza y desinfección en la industria cárnica sean eficientes, deben contemplarse en el diseño de los procedimientos de actuación diversos aspectos:

  • Calidad y temperatura del agua a emplear.
  • Equipos de Limpieza +Desinfección adecuados a las características de la planta.
  • Personal cualificado y formado.
  • Productos adecuados a cada una de las necesidades de la instalación, tipo de suciedad, sistemas de aplicación.

Si desea seguir leyendo el artículo lo puede ver en el Nº 2 de la revista DESINFECTA